La Región de las Minas – Cerdeña

El Sulcis-Iglesiente merecería una guía a parte porque es difícil de verdad lograr a transmitir en pocas impresiones la sugestión particular de este rincón de tierra tan virgen desde el punto de vista del turismo de masa, pero tan preñado de historia humana, mineraria y natural.

Sobrepasada en dirección norte la Costa del Sur, después de una primera serie de calas desde las costas aún bajas y arenosas, se llega en el distrito minero industrial de Carbonia y Iglesias. El precio pagado por la área urbanizada de esta micro-región en términos de expansionismo edilicio es bien alto y en proximidad del puente para la isla de Sant’Antioco el skyline es caracterizado por las altas chimineas de las industrias. Decididamente mejor atravesar el puente o seguir hacia norte.

Luego los paisajes se hacen impresionantes: la costa se endurece y se alza en escolleras a pique y enormes macizos rocosos emergen de un mar en que parecen flotar, como el espectacular farallón blanco del Pan di Zucchero.

Más a norte se endulcece abriendose en grandes playas de aspecto oceánico más que mediterráneo, como las de Cala Domestica pero sobretodo de Buggerru y de Portixeddu, y se concluye inesperadamente con una cata de desierto africano mojado por el mar, Piscinas. Estas playas son hasta ahora aún ignoradas por el grande turismo de masa y frecuentadas sobretodo por quien busca la paz y el aislamento en un contexto ambiental único.

Y este paisaje costero está amenazado por los fantasmas arquitectónicos de las viejas minas abandonadas y de los edificios anexos. Algunos de estos se asoman directamente sobre el mar y son visibles sólo desde el barco, como Porto Flavia, otros se pierden en un interior prácticamente desierto para desaparecer lentamente como modernas ruínas fagocitadas por la vegetación de mancha y esculpidas por el viento.

Un “paisaje del silencio” cuyo fascino es dado además que por sus paisajes, por los obscuros “edificios al revés”, las minas, y por las numerosas memorias arqueológicas. Como el Templo púnico de Antas, reconstruído en época romana en estílo helénico, cuya sugestión es aumentada por el lugar intransitable y salvaje en la que surge. Para tutelar este ambiente muy particular fue instituido bajo la égida del UNESCO el Parque geominero histórico y ambiental de la Cerdeña, con proyectos de recuperación y revalorización del patrimonio arquitectónico de las minas abandonadas y de reconversión del ex inducto minero en estructuras y actividades de turismo ecosostenible, con el reintegro en el mundo laboral de los ex mineros y de sus familias, envueltas luego en acciones de protesta activa después de los enésimos retrasos en la actuación práctica del proyecto.

Hotel Consigliati

Residence Costa del Sole

Residence Costa del SoleEl Residence Costa del Sole, situado en Piscinas, una localidad de Cerdeña famosa por sus dunas, ofrece terraza compartida en la azotea y pista de te [...]

Sa Corti De Sa Perda Piscinas

Sa Corti De Sa Perda PiscinasEl Sa Corti De Sa Perda goza de vistas panorámicas a la conocida localidad de Piscinas, en Cerdeña. Ofrece alojamiento independiente con patio amueb [...]

Hotel Sardus Pater

Hotel Sardus PaterEl Hotel Sardus Pater se encuentra en plena campiña de Cerdeña y ofrece alojamientos sencillos con vistas al mar y al jardín. El establecimiento es [...]

Scopri cosa fare a Sardegna