Clima y Meteo en Cerdeña

El clima de la Cerdeña es de tipo fundamentalmente mediterráneo: sobre las costas las temperaturas veraniegas son altas pero hechas soportables por las brizas marinas y los inviernos son mites, con muy escasas lluvias; el interior tiene veranos más frescos sobretodo sobre los macizos montañosos, donde en invierno el clima es muy frío y no es raro encontrar la nieve; tanto es que algunas localidades del Gennargentu son conocidas por sus instalaciones para esquí.

Ahora, es verdad que objetivamente la Cerdeña no es muy conocida como destino del turismo de esquí, pero es cierto que es de todas formas plenamente vivible en todas las estaciones: más bien, para quien tiene la posibilidad las temporadas intermedias son las más aptas para gozar de ciudades, naturaleza y paisajes que durante el verano vienen tomados literalmente de asalto. Mientras para los locos amantes de baños en mar y complementarios bronceados no les queda que desembarcar en primavera avanzada o verano y tener un poquito de paciencia por la muchedumbre en las playas más frecuentadas, o quizás optar más sabiamente por aquellas menos conocidas, sin embargo no por eso menos atractivas.

La Cerdeña tiene además de mil tradiciones y costumbres que se expresan igualmente en fiestas populares y/o religiosas bien distribuidas durante todo el año y gracias al clima favorable pueden convertirse en un óptimo pretexto para un viaje “afuera de temporada”.

Scopri cosa fare a Sardegna